fbpx

Defensores de Derechos Humanos denuncian hostigamiento y persecución por parte de la Policía Quindío.

Redacción: Angi Lucumi
Publicado: Última actualización el

La mesa de Derechos Humanos en el Quindío, María Ayala, dio a conocer por medio de un comunicado la situación que se presentó con el joven Juan Esteban García, quien fue detenido por la Policía durante las manifestaciones que se llevaban a cabo en el marco de la conmemoración del día del estudiante caído.

El defensor de Derechos Humanos que fue detenido manifestó que el hecho ocurrió luego de presentarse un inconveniente entre jóvenes y la fuerza pública, a la altura de la carrera 15, centro de Armenia, donde se realizaba la protesta y en el que lograron mediar para evitar inconvenientes mayores.

Minutos después de lo ocurrido uno de los policías le manifestó que cómo iban ellos, como defensores de derechos humanos, a responder por el arreglo de la motocicleta de dotación de la institución:

“El policía comienza a llamarme y otro agente me pide un carnet que me identifique como Derechos Humanos. Le digo que por sentencia de la Corte Constitucional no necesito tenerlo, pero si saco del bolsillo el decreto 003 y lo leo públicamente para defenderme de manera jurídica.

Él me pide mi cédula, yo le digo que se la muestro, pero por razones de seguridad no se la entrego y entonces procede a ponerme las esposas junto con uno de mis compañeros, también de Derechos Humanos, y dice que nos va a llevar al comando a realizarnos un comparendo por que según él, yo no estaba identificado”.

El automóvil de Policía señalado por los activistas tiene las placas número 25-0648, y en él los jóvenes fueron subidos para su traslado a la SIJIN. Cuando el defensor argumenta que en este procedimiento se está violando lo establecido en la ley 1801 de 2016, los agentes proceden a liberarlo en las cercanías del colegio Bethlemitas en presencia del gestor de convivencia de la Alcaldía de Armenia, que todo el tiempo fue interventor para que los muchachos no fueran detenidos y luego pudieran ser dejados en libertad.

Sumado a lo anterior se denuncia por parte de la Mesa Departamental de Derechos Humanos María Ayala, el hostigamiento de los Policías a medios de comunicación presentes en la jornada y que buscaban hacer el cubrimiento de lo ocurrido durante la detención, siendo estos retirados del lugar e impidiendoles el derecho a la libertad de Prensa.

En los hechos ya mencionados, así como en los perfilamientos y persecución que en otras oportunidades los activistas han denunciado ante organismos internacionales, advierten que “Esta acción constituye un grave acto de hostigamiento y criminalización por parte de la fuerza pública hacia los defensores y defensoras de derechos humanos en el Quindío, lo cual pone en riesgo el ejercicio de verificación y garantías a los derechos humanos dentro del marco constitucional”.

Igualmente alertan a la Defensoría del Pueblo, Personería, Procuraduría General de la Nación, organizaciones defensoras de Derechos Humanos, Organismos Internacionales y nacionales de veeduría y verificación, organizaciones sociales, movimientos políticos y a la comunidad en general sobre el alto grado de vulnerabilidad en el que se encuentran los defensores y defensoras de derechos humanos que vienen desarrollando el acompañamiento y verificación a la garantía en el marco del derecho constitucional a la protesta en el Quindío.


más noticias...