fbpx

Crisis en fútbol de Latinoamérica.

Redacción: Santiago Vanegas
Publicado: Última actualización el

La Copa América está a punto de terminar su fase de grupos y el balance que nos ha dado es algo preocupante para el fútbol sudamericano, en especial con vistas al mundial que se aproxima para el 2020.

La selección de Brasil es la clara favorita a repetir título, su escuadra es vertiginosa en todas las fases del juego, una defensa solida acompañada de un medio centro que suele nutrir a una delantera que le gusta golear, es una fórmula ganadora para un campeonato y que, si todo marcha como de momento, parece que no tendrá rivales para llevarse la copa.

Sin embargo, el resto de grandes latinoamericanos tienen problemas para levantar vuelo en cuanto a resultados y en cuanto a juego.

La que más cerca se encuentra es Argentina, en 3 partidos ya han logrado 7 puntos y es un hecho que estarán en la siguiente fase del torneo, aun así su juego no es muy atractivo, los de Scaloni no destacan mucho en ninguna fase, como equipo se ven trabajados y con orden pero solo lo mantienen por algunos momentos y no logran la estabilidad necesaria como para aspirar claramente a un título que le lleva siendo esquivo desde hace algunos años.

Chile es un caso similar, el cambio generacional ha sido bastante complicado para esta selección, es claro que la generación de Vidal, Sánchez y Bravo esta llegando a su fin, no es fácil pasar a una nueva camada de jugadores y hasta que estos no se adapten a un nuevo ciclo es poco probable que se vuelvan a repetir títulos para la roja como las dos copas consecutivas conseguidas en el 2015 y 2016.

Uruguay es tal vez el caso más preocupante de todos, los nuevos no están terminando de encajar y los líderes como Luís Suarez o Edinson Cavani no han rendido de la forma esperada, vienen de empatar con Chile y perder con Argentina lo que se traduce en un solitario punto producto de un juego poco atractivo y, caso contrario a las anteriores habladas, sin ser efectivo. Tal vez es hora de plantearse un nuevo proyecto y que el profesor Óscar Washington Tabárez  le ceda el paso a un nuevo fútbol.

Finalmente hablemos de Colombia, es un equipo dormido que no ha logrado encontrarse del todo con lo que busca, las estrellas no han rendido como se esperaba en esta copa y han hecho preocupar a la hinchada tricolor acerca de lo que se avecina, la batuta de gran estrella que han dejado James Rodríguez y Radamel Falcao no ha sido llenada del todo por Juan Guillermo Cuadrado y jugadores como Duvan Zapata o Luis Muriel no han terminado de funcionar. Aun así es un proceso nuevo y no hay que perder la esperanza de que Reinaldo Rueda pueda encontrar la tecla correcta para que la selección pueda llegar al nivel que hizo vibrar al mundo hace tan solo unos años.

El fútbol sudamericano atraviesa una enorme crisis en sus potencias y solo podemos esperar que algunos seleccionados comiencen los procesos de renovaciones en sus plantillas y otros que están comenzando puedan arrancar del todo y dar el salto para volver a competir a nivel mundial con los grandes europeos en calidad de fútbol.


más noticias...