fbpx

Goles, errores y una selección Roja que va a cuartos de final.

Redacción: Santiago Vanegas

Que partidazo acaba de terminar en la Eurocopa 2021. España venía con algunas dudas de su fase de grupo, la falta de claridad a la hora de definir le había costado victorias en un grupo “accesible”. Por otra parte, los subcampeones del mundo, Croacia, vienen en una reestructuración de su escuadra y con una nueva generación.

El partido comienza con un claro dominio español, 20 minutos donde el balón y las llegadas eran totalmente de la Roja y los croatas solo podían ser espectadores de la calidad de juego.

Fue entonces que sucedió algo que enmudeció el estadio, un pase de la promesa del Barcelona, Pedri para el portero, Unai Simón termina en un soso autogol, el estadio silenció totalmente y fue entonces que los croatas comenzaron a entrar en partido.

La claridad de su estrella, Luka Modric es indudable, el del Real Madrid siempre tenía peligro en los pies, su salida era limpia y con gran elegancia que desconcertaba a los españoles.

Pero la roja volvió al partido, un empate antes de terminar el primer tiempo le permitió recuperar la confianza perdida y alistarla para una segunda parte de infarto.

Dos goles de gran elaboración y gran juego alimentaron el ego español, Cesar Azpilicueta de cabeza y Ferran Torres tras gran pase de Pau Torres parecía que sentenciaba el partido, pero el ímpetu de los subcampeones fue más.

Faltando diez minutos para terminar el encuentro la selección croata ponía las tablas, un encuentro claramente dominado por los españoles iba a una prorroga inesperada.

En la prorroga los croatas tuvieron grandes chances, Simón se vistió de salvador atajando 2 chances clarísimas. Al final la jerarquía en el partido reinó, Morata y Dani Olmo marcaron el 3-5 y le dieron paso a una selección española que sufrió hasta el final, pero demostró jerarquía y gran juego a la hora de la verdad.


 

más noticias...