fbpx

Sandra Arenas, la medallista olímpica que estudió en Calarcá

Redacción: Angi Lucumi

Sandra Lorena Arenas Campuzano ingresó a la Institución Educativa General Santander de Calarcá en el año 2003, al grado Cuarto, cuando apenas tenía 9 años de edad. Venía de una escuela rural, pues sus padres José Otoniel y María Ruby eran trabajadores del campo. Consiguieron una pequeña casa en el barrio Naranjal de Calarcá, pero seguían trabajando en fincas, tanto que el acudiente en la escuela, de la niña Sandra Lorena y sus hermanos (José, Julián Andrés y Diana Marcela) siempre fue el señor Jorge Iván Giraldo Navarro, como está consignado en el registro de matrícula del año 2008.

La niña Sandra Lorena Arenas, hoy Medalla de Plata en la prueba atlética de Marcha en los Olímpicos de Japón, cursó en la General Santander los grados Cuarto a Noveno, entre el 2003 y el 2008. Fue al año siguiente, 2009, cuando la familia decide trasladarse a Medellín.

Daniela Jiménez, compañera de estudios de la medallista la recuerda como una gran deportista, disciplinada, pero con poca práctica del atletismo. “Ella estudió conmigo parte de la primeria y parte del bachillerato, hasta el grado Noveno, cuando la familia decidió irse para Medellín”, recuerda Daniela Jiménez.

Quien la descubrió como atleta fue el sacerdote Jhonatan Darío García, en una carrera que organizó la iglesia para los niños que, como Sandra, se preparaban para recibir el sacramento de la Confirmación. Sandra Lorena colaboraba en la iglesia como acólita, y por sugerencia del padre, corrió aquella mañana. Ganó la carrera, sobrada, sin entrenar ni hacer mucho esfuerzo. “Deberías dedicarte al deporte del atletismo”, le dijo el cura, cuando vio sus grandes cualidades para las pistas. Esa fue su primera carrera y el inicio de un sueño que empezó a concretarse años después en Medellín.

La rectora de la institución Educativa General Santander de Calarcá (donde estudió la medallista Olímpica), Gloria Elena Arias Ríos confirmó que Sandra Lorena cursó desde el grado Cuarto hasta el Noveno en este centro escolar y según los registros, que van hasta el año 2008.

En los registros del colegio General Santander aparece el nombre de Sandra Lorena Arenas Campuzano, nacida el 25 de noviembre de 1993, pero no dice en que sitio, aunque hoy se sabe que fue en Pereira, donde vivió hasta los 5 años, cuando sus padres se trasladan a Calarcá a trabajar en una finca.

También dicen los registros escolares que fue matriculada por primera vez en la institución el 15 de enero del año 2003 y así sucesivamente hasta su última matrícula, el 01 de febrero del año 2008. “Es un orgullo para la institución, para Calarcá y el Quindío, haber tenido a Sandra Lorena en nuestras aulas y saber que ahora conquista la medalla de plata como Marchista en los Juegos Olímpicos”, dijo la rectora Arias Ríos.

Sandra Lorena no es quindiana, pero como si lo fuera, porque sus pies de oro se sienten en el patio de la escuela y en las callecitas de Calarcá, donde todo el mundo habla de ella con el orgullo de esa bandera colombiana ondeando en Japón.


 

más noticias...