fbpx

La tremenda crisis que tiene el fútbol colombiano.

Redacción: Santiago Vanegas

La Liga BetPlay ya ha iniciado, sin embargo el futbol colombiano se ha resentido económicamente en los últimos años y eso se ha visto reflejado en el nivel de los equipos.

Junior, Nacional, Santa Fe, Millonarios, América, Cali, etc. Son clubes que nos tenían acostumbrados a un nivel totalmente distinto, sus jugadores jóvenes solían mantenerse una etapa prudente en el club para luego dar el salto a Europa o para equipos brasileños, argentinos o mexicanos.

Sin embargo las cosas han cambiado, en los últimos años no hemos visto esa chispa que caracterizó al futbol colombiano en esta década debido a la poca inversión económica que esté tiene, de hecho, equipos como Nacional o Santa Fe fueron campeones continentales este año, pero la falta de inversión ha impedido que hazañas así se vuelvan a repetir.

Comenzando por los entrenadores, los entrenadores en Colombia son muy volátiles, pocos proyectos llegan a más de 3 años y nunca hay una estabilidad real en un club. De hecho, lo más normal en cualquier mercado de fichajes es un baile de entrenadores que se rotan entre los mismos clubes, esto le quita variedad a lo deportivo debido a que son los mismos entrenadores los que entrenan diferentes equipos.

Por otra parte están los jugadores, en los últimos años son pocos los jugadores jóvenes que se quedan a brillar en Colombia luego de su primer año de explosión, los equipos normalmente suelen exportar a los jugadores luego de media temporada al exterior con el único fin de poder sacar dinero inmediato de sus deportistas.

Y si hablamos de problemas tenemos que hablar de los escenarios deportivos, esto claramente ha ido cambiando a lo largo de los años, ahora es más normal poder observar a los equipos con gramados decentes y estadios que, de a poco han ido aumentando su capacidad de público, (esto en tiempos donde no había Covid).

Pero lo cierto es que las inversiones aún no han sido las necesarias, en segunda división se juegan con estadios en muchas ocasiones con situaciones deplorables en el gramado.

Esto en conjunto es una problemática para el futbol en Colombia, los jugadores cada vez quieren ser menos parte de estos equipos y solo esperan emigrar lo más pronto posible, los proyectos no duran demasiado debido a que constantemente los equipos se desarman o no se les da confianza y continuidad para que puedan triunfar y lo cierto es que no hay demasiada variedad de juego, casi todos los equipos colombianos repiten los mismos 3 modelos tácticos.

Lo cierto es que la situación es triste, no parece tener un norte real el desarrollo en Colombia del fútbol a sabiendas de la cantidad de talento que se exporta todo el tiempo, sin una situación clara y con oportunidades reales de entablar un proyecto deportivo a futuro lo más probable es que Colombia no tenga nuevamente un torneo internacional a nivel clubes en los próximos años.


 

más noticias...