fbpx

Alarma: una plaga invade el Quindío y puede dañar el cerebro de sus habitantes.

Redacción: Angi Lucumi

Se llama Caracol Gigante Africano y está invadiendo el Quindío. Los caracoles africanos son portadores de parásitos que producen enfermedades que atacan el cerebro y los intestinos. Las intensas lluvias como las que hay en este momento son propicias para su reproducción. Este animal transmite parásitos y bacterias que pueden causar la muerte a personas o animales. A través de su baba este caracol causa graves enfermedades en el sistema nervioso central como la meningoencefalitis eosinofílica, una inflamación de las meninges y simultáneamente una cefalitis, inflamación del cerebro. Además, produce enfermedades digestivas como la ileocolitis eosinofílica, que es una gastroenteritis aguda, caracterizada por una intensa infiltración eosinofílica en al menos una de las capas del estómago y/o el intestino delgado

De acuerdo con el informe de la autoridad ambiental del Quindío, el Caracol Gigante Africano, que antes solo estaba en cantidades pequeñas en algunos municipios como La Tebaida, Montenegro, Armenia y Calarcá, ahora está en todo el territorio, convirtiéndose en un peligro, si no se hace el manejo adecuado de él. La principal recomendación es no tener contacto directo con el animal. La Corporación Autónoma Regional del Quindío recomienda avisar cuando se hallen poblaciones grandes, para darle el manejo adecuado. Cuando son pocos, ciudadanos responsables de la comunidad los pueden recoger y eliminarlos, pero si son bastante debe llamar a las entidades ambientales. No se deben tocar con las manos, ni triturarlos. Si decide retirarlos, el caracol debe ser manipulado con guantes de látex o una bolsa plástica, luego debe ser depositado en una solución de agua con sal o cal, estos productos le producen la muerte al molusco. Luego debe ser enterrado en un hueco de 20 a 30 centímetros.

La alarma ha sido tan grande que la CRQ anunció la creación de una Mesa Técnica permanente para el control del Caracol Gigante Africano, para hacerle frente a la plaga en el Quindío. La Mesa Técnica está compuesta por las alcaldías de los 12 municipios donde ya se detectó la presencia del Caracol, además de entidades como el Ica y la Gobernación del Quindío, para juntos hacer controles más efectivos que permitan la mitigación de la plaga en sectores álgidos del departamento.

“La CRQ es la entidad que mayor esfuerzos técnicos, operativos y presupuestales ha realizado para hacer control y manejo de esta especie invasora. Por eso la posición de la autoridad ambiental frente a cómo poder abordar este fenómeno que pasó de tener presencia en cinco municipios a todo el Quindío y hacer daños en los sistemas agropecuarios del departamento, es conformar una Mesa Técnica permanente”, señaló el director de la institución José Manuel Cortés Orozco

La Mesa tendrá como objetivo diseñar un plan de trabajo para hacerle seguimiento quincenal o mensual al problema. Adicionalmente, la Corporación Autónoma Regional del Quindío pondrá a disposición toda su capacidad técnica y experiencia para que tanto en el sector urbano como rural las administraciones municipales y el ICA puedan hacer el control y manejo.

Paralelo a las actividades de control y manejo de la plaga se adelantarán trabajos fuertes de educación ambiental en sitios donde se ha identificado que por el mal manejo de los residuos sólidos se han convertido en focos para la proliferación del Caracol Gigante Africano.


 

más noticias...