fbpx

Nuevas víctimas de la “casa del terror”.

Redacción: Santiago Vanegas

Nuevo caso de inseguridad se desató en Bogotá luego de que una familia sufriera un robo a mano armada al tratar de vender un celular a domicilio.

Una familia estaba vendiendo un celular de gama alta, aproximadamente de 5 millones de pesos, en ese momento se contactan con alguien que quiere comprarlo y los cita en su casa, lugar ubicado en la localidad Los Martires, Santa Isabel.

La familia está conformada por una pareja de una mujer, un hombre y su hija de 13 años, la mujer ingresa al lugar acompañada de su hija y es ahí cuando comienza el martirio de la familia.

“Me dice que ya me abre la puerta la empleada y me dice que siga. Subo unas escaleras, cuando sale un señor con una pistola, me la pone en la cabeza, me empieza a ahorcar, empiezan a ahorcar a mi hija”, relató la víctima.

Sin embargo la mujer había hecho una llamada antes de entrar, llamada con su esposo que dejó abierta a la hora de entrar.

“Una llamada donde dejó abierta la llamada para que mi esposo escuche. Él está afuera esperándome. Empezamos a gritar”. Contó la víctima.

Es entonces que el delincuente se pone nervioso, esto porque se había dado cuenta que alguien estaba tratando de ingresar al lugar, se trataba del esposo de la víctima, entonces abrió la puerta de la entrada, se encontró a la pareja y disparó el arma.

Tras el disparo la mujer reveló que su pareja no puede ni comer ni hablar, él perdió el 60% de su labio y algunas partes de su dentadura.

Las víctimas atacadas luego de vender el celular a domicilio cuestionaron el proceder de la Policía, ya que al llegar al sitio, afirmaron, los uniformados “no hacen nada, no verifican con qué arma se disparó, no ingresan a ver si hay cámaras, no hicieron nada”.

Los delincuentes escaparon.


 

más noticias...