fbpx

Hospital La Misericordia podría ser intervenido por la SuperSalud.

Redacción: Angi Lucumi

El anuncio del superintendente de Salud Fabio Aristizábal Ángel sobre la emisión de una resolución el próximo lunes, dando cuenta de los hallazgos identificados en el hospital La Misericordia de Calarcá, podría implicar una intervención de esta IPS en el Quindío, como ya ha sucedido con 15 entidades similares en el país.

En las últimas semanas la Superintendencia desplazó a este hospital un equipo interdisciplinario para desarrollar una auditoría integral que evaluó los indicadores administrativos, financieros, jurídicos y asistenciales tanto de la sede principal como de los centros de salud de esta Empresa Social del Estado (ESE).

Con base en los análisis técnicos de la situación del hospital y de los hallazgos detectados en esta auditoría, la Supersalud evaluará las medidas a adoptar. “Podemos tomar medidas preventivas o correctivas, pero cuenten con que vamos a sacar adelante este hospital de Calarcá”, aseguró Aristizábal Ángel.

Como se sabe, el hospital La Misericordia de Calarcá tuvo que cerrar todos sus servicios, tras una profunda crisis financiera, originada en la falta de pagos por parte de las EPS, pero también en lo que el propio presidente de la junta directiva, el gobernador Roberto Jairo Jaramillo, ha denominado desgreño administrativo y falta de competitividad gerencial. El mandatario de los quindianos ha dicho que la gobernación no puede responder financieramente por hechos cumplidos, ni pasivos anteriores porque incurriría en una ilegalidad. El propio gobernador Roberto Jairo Jaramillo pidió la intervención de la Superintendencia, que el lunes entregará los resultados de esa investigación.

De acuerdo con los analistas del sector, en estos casos, cuando otros hospitales del país han tenido que cerrar sus puertas y claudicar en sus servicios por problemas financieros y administrativos, la decisión de la Superintendencia ha sido intervenirlos, lo que ha implicado asumir la dirección de la institución, hasta llegar a su recuperación total.

Una de las alternativas que podría asumirse este lunes para La Misericordia de Calarcá es precisamente esa, la intervención, y que la Superintendencia asuma la dirección del hospital para ‘salvarlo’ de la quiebra y volver a abrirlo al servicio de la comunidad calarqueña. De suceder esta alternativa, tanto el ministerio de Salud como la gobernación del Quindío estarían comprometidos a asumir parte de su recuperación económica, por propio mandato de la Superintendencia.


más noticias...