fbpx

Copa Libertadores: Flamengo arrasó con la energía del Barcelona.

Redacción: Santiago Vanegas

El encuentro de ida entre Flamengo y Barcelona de Guayaquil se disputó para definir al finalista de la Copa Libertadores, sin embargo, este a comparación del otro encuentro tuvo emociones y una superioridad marcada.

El Flamengo recibió al Barcelona, un encuentro que levantaba demasiada expectativa, en especial debido a que el Barcelona es el único equipo vivo en competencia que no es brasileño, además, viene de eliminar el Fluminense en los cuartos de final.

Lo cierto es que el cuadro del Flamengo no fue tan superior como se esperaba, por lo menos no en el inicio del partido, momentos donde fue el Barcelona quien estuvo más al pendiente y generó más ocasiones, los ecuatorianos salieron a por todas, pero se encontraron a un Alves intratable en el arco rival, no pudieron mandar en ningún momento el balón al fondo.

Y fue entonces que el Flamengo fue creciendo, dos balones fueron al poste negando el gol que se veía venir por cómo se iba creciendo el equipo brasileño, entonces apareció Bruno Enrique.

Una jugada por la banda muy inteligente por parte del delantero estrella del Flamengo, “Gabigol” dejo el balón servido en bandeja para que Bruno Enrique lo mandara a guardar.

Entonces el Barcelona volvió a la carga tratando de empatar, peligroso el riesgo a sabiendas que es una llave de 180 minutos donde cualquier gol vale como una diferencia grande, entonces, en un arranque de ataque el Barcelona perdió el control de un balón y en contrataque el Flamengo fue mortal.

Nuevamente Bruno Enrique remató un balón, esta vez por una asistencia de Vitinho dejando vendida totalmente a la defensa del Barcelona.

Entonces en una jugada reprochable, Nixon Molina recibió la segunda amarilla y se fue para el camerino dejando al Barcelona con tan solo 10.

El Flamengo intentó llevarse el marcador a una diferencia mayor en el segundo tiempo, pero no lo consiguió en ningún momento debido a que el guardameta del Barcelona también tuvo una buena noche.

Finalmente, en un cobro de esquina y casi sin explicación, Leo Pereira recibió la roja luego de un codazo injustificable frente al juez que significó dejar el encuentro 10 vs 10 y perdiéndose el próximo encuentro por una acción totalmente reprochable.


 

más noticias...