fbpx

Patrullero de la Policía tuvo que atender un parto

Redacción: Anyi Aguilar

En las últimas horas se conoció que un patrullero de la Policía Nacional atendió un parto que no daba espera en una vivienda en el nororiente Medellín.

El pasado miércoles 6 de octubre el patrullero Yeremith Arcón Miranda, miembro de la Policía Metropolitana de Medellín vivió un evento fuera de sus labores al atender un parto mientras trabajaba en el CAI Bello Oriente de Itagüí (Antioquia) sobre las 5:30 a.m.

Sin los elementos suficientes, joven patrullero de la policía atendió un parto de una mujer de 21 años en una humilde vivienda del barrio de invasión Bello Oriente, parte alta del nororiente de Medellín.

Armado de algunas bolsas esterilizadas, Yeremith Arcón Miranda, puso en práctica sus conocimientos de enfermería para tranquilizar a la joven madre y salvar a su hijo que estaba por nacer.

La mujer ya tenía contracciones y el tiempo que llevaba en trabajo de parto no permitió que fuera trasladada a un centro asistencial, sobre todo porque la vivienda está ubicada en una zona de difícil acceso para los vehículos. Por lo menos cinco minutos duró el apoyo del patrullero a la madre, quien tuvo un niño al que llamaron Juan Pablo.

En el momento del nacimiento, Arcón guardó la placenta en una bolsa y amarró el cordón umbilical, pues no tenía los elementos requeridos para cortarlo. Así, la mujer fue trasladada a un centro hospitalario donde terminó los profesionales en salud terminaron el procedimiento.

Sobre el patrullero, se conoció que lleva ocho años de servicio a la institución, es natural del municipio de Pueblo Nuevo, Atlántico y ha laborado en el departamento de Bolívar y en el Valle de Aburrá; además también es padre de familia.


 

más noticias...