fbpx

Discusiones entre alcaldía y concejo por UNE

Redacción: Anyi Aguilar

Mientras la polémica por la venta de las acciones de EPM en UNE se incrementa, enfrentando a los concejales con el gabinete municipal, las dudas sobre el Proyecto de Acuerdo se mantienen estáticas.

La venta de UNE, que desde la semana pasada se agita en el Concejo, ha escalado a niveles insospechados, pues algunos miembros del gabinete de la Alcaldía presionan desde las redes sociales a los concejales que se oponen a la negociación, llamándolos “sinvergüenzas” y acusándolos de ejercer un supuesto “odio” hacia el alcalde Daniel Quintero.

Al iniciar el tercer período de sesiones ordinarias de este año en el Concejo de Medellín, los cabildantes comenzaron el debate de este proyecto de acuerdo de UNE, 065, pero ¿cómo va el proceso de la discusión de este proyecto?

Previo a los debates del proyecto de acuerdo 065 que autorizaría a EPM la venta de su paquete accionario en Une e Invertelco, se realizó una serie de foros donde diferentes sectores ciudadanos expresaron su apreciación frente al proyecto. Los concejales destacaron este espacio de participación.

La Administración municipal se ha referido a 2 posibles destinos: el primero fue la financiación del plan de reactivación de Medellín, tras la crisis generada por la pandemia. Pero ahora se asegura que los dineros de la venta de UNE servirán para salvar a Hidroituango, que tuvo un incremento en los sobrecostos.

Y es que esos sobrecostos se habían calculado en $ 4.5 billones, pero luego de una actualización, esa cifra ronda los $ 6 billones, entre otras cosas, por el precio del dólar y por el incremento en el costo de los materiales.

Fue el mismo Quintero Calle quien atizó más la polémica con una columna que publicó en el diario La República, en la que se refirió a la venta de UNE a Millicom y recordó cuando su hermano, Miguel Calle, siendo concejal se opuso a ella de rodillas a ese negocio y cuando Bernardo Alejandro Guerra cambió su voto y favoreció esa venta.

Más allá de la pelea, claramente política con uno de sus críticos más acérrimos —Guerra—, Quintero aseguró que, para aupar la venta, en su momento la administración alteró “la contabilidad de UNE acelerando amortizaciones y depreciaciones para simular UNE como una empresa en crisis” y de esa manera argumentaron que Millicom no podría entregar ganancias a su socio, EPM.

Según Marck Eichman, gerente de UNE para la época, en respuesta a Quintero las cosas no sucedieron así: “Los sindicatos que acompañaban a Miguel (Quintero) arrojaron tomates podridos en esa sesión del Concejo. Sus argumentos no tenían peso. Desde UNE no hubo ningún afán en presentar la compañía como una empresa en crisis, todo lo contrario, se enaltecían los buenos resultados que se estaban logrando en todos los escenarios. No se aceleraron las depreciaciones, sino que se ajustaron a lo dictaminado por las normas internacionales de información financiera (NIIF), como era obligatorio y fue sugerido y aprobado por el auditor externo”.

Sobre la parálisis de ganancias para la ciudad, Eichman dice que todo sucedió como lo preveían los asesores internacionales: “Las acciones de Millicom en los mercados internacionales han caído alrededor de un 70%, las de Telefónica un 60% y las de América Móvil, Claro, un 30% a la par que el índice Dow Jones se ha duplicado”. Pese a dicha crisis, las acciones de EPM en su momento eran de 2,3 billones de pesos y hoy se estiman en 3 billones, argumenta Eichman.

El debate en Comisión Primera aún no tiene fecha definida. Los concejales se han quejado de que la destinación de los recursos obtenidos con la venta de las acciones no es clara. Primero, el alcalde dijo que sería para la reactivación económica de la ciudad; después, que sería para las inversiones de EPM; ahora, que será para Hidroituango.


 

más noticias...