fbpx

Juez declara nula la elección del Gerente de EPM

Redacción: Anyi Aguilar

La Sala Cuarta de Oralidad del Tribunal Administrativo de Antioquia decidió, en primera instancia, la nulidad del nombramiento del gerente de EPM, Jorge Andrés Carillo.

De esta manera, la Sala Cuarta de Oralidad del citado Tribunal respondió a la demanda interpuesta por Hernán Darío Cadavid Márquez quien alegó que Carrillo Cardozo estaba inhabilitado para asumir ese cargo porque pertenecía a la Junta Directiva de EPM.

Llega en un difícil momento la nulidad del nombramiento de Jorge Andrés Carrillo como gerente de EPM, aunque se trate de una decisión de primera instancia, le suma más zozobra a la situación del conglomerado público, que por estos días prepara su plan b en caso de que la Contraloría General deje en firme el fallo por 4,3 billones de pesos en contra del consorcio constructor y un grupo de políticos y empresarios.

Después de que Álvaro Guillermo Rendón, primer gerente de la Alcaldía de Daniel Quintero, fuera apartado del cargo porque supuestamente no iba en consonancia con su nominador, han pasado por la gerencia Mónica Ruíz, como encargada, y Alejandro Calderón Chatet, en un remolino mediático que se apaciguó con la llegada de Carrillo, un ingeniero ambiental y civil con maestría en Gerencia Ambiental, y con experiencia en instituciones públicas.

En las últimas semanas, el gerente Carrillo habló sobre el futuro de los contratistas de Hidroituango, asegurando que el mejor escenario posible es que estos continúen en la obra, para de esta manera aliviar los traumatismos que llegarían con la activación del plan B, una posición que parece difícil de encontrar en la Alcaldía.

De acuerdo con el documento, la Sala Cuarta de Oralidad del Tribunal Administrativo de Antioquia aceptó los argumentos de la demanda instaurada por el abogado Hernán Cadavid.

“Según se afirma en la demanda, el nombramiento impugnado habría recaído en una persona que se encontraba incursa en una causal de inhabilidad, ya que con antelación al mismo se desempeñaba como miembro de la Junta Directiva de la propia Empresa la cual fue designado Gerente, actuación con la que, se afirma, se desconoce la prohibición del artículo 10° del Decreto Ley 128 de 1976”, dice el documento.

Tras conocerse el fallo de primera instancia del tribunal, EPM expresó que “este fallo de primera instancia, el gerente general continúa en sus funciones. La Empresa mantiene su dinámica y normalidad en todas sus operaciones y servicios”.

La empresa sostuvo que “es respetuosa de las decisiones de las autoridades. Sin embargo, impugnará ante el Consejo de Estado, como corresponde, esta decisión de primera instancia del Tribunal Administrativo de Antioquia”.


 

más noticias...