fbpx

Un hombre secuestró a empleados de un hospital

Redacción: Anyi Aguilar

Por dos horas un hombre con antecedentes psiquiátricos secuestró a cuatro empleados del Hospital San Juan de Dios de El Carmen de Viboral, oriente antioqueño.

Un fuerte susto se llevaron los pacientes del hospital San Juan de Dios del Carmen de Viboral cuando un hombre ingresó al centro médico, amenazó a una de las vigilantes con arma blanca, le quitó su pistola de dotación y la tomó como rehén.

Fueron momentos de pánico los que sufrieron varias personas en el hospital San Juan de Dios, del municipio de El Carmen de Viboral, Antioquia. En la tarde de este lunes 25 de octubre, un hombre con trastornos mentales tomó como rehenes a dos auxiliares de enfermería, un médico y a una vigilante, a quien amenazó con un arma blanca.

Según relató Didier Rave Zuluaga, gerente del centro hospitalario, el sujeto llegó sobre las 4:00 de la tarde, aprovechó un descuido de la vigilante, le quitó su arma de fuego y se la llevó junto a los demás profesionales de la salud hacia la zona de Promoción y Prevención del establecimiento. En repetidas ocasiones, el hombre manifestó que quería quitarse la vida.

Una hora después, sobre las 5:15 p.m., y en medio de la angustia del personal, liberó a los rehenes. Sin embargo, ante el temor de que este pudiera atentar contra su integridad, fue necesario llamar a un hermano y a una profesional en salud mental para lograr calmarlo. “Iniciamos un proceso de negociación, donde queremos destacar la actividad realizada por los profesionales en el área de psicología que fueron puestos a disposición por parte de la alcaldía municipal”, precisó el teniente coronel Jair Morales, comandante del Distrito 6 de la Policía.

Por la emergencia se tuvo que evacuar el hospital en su totalidad y coordinar el traslado de los cuatro pacientes que estaban internados en el mismo. En el sitio hay presencia de las autoridades municipales, como el Comité de Gestión del Riesgo y la Policía Nacional, las cuales se encuentran mediando con el paciente para dar solución de manera pacífica a la situación.

Hacia las 6:00 de la tarde, el gerente del hospital compartió un parte de tranquilidad ante lo ocurrido. El funcionario indicó que, tras el hecho, no se reportaron personas lesionadas. “Todos los involucrados están siendo atendidos por un equipo psicosocial”, afirmó Rave.


 

más noticias...