fbpx

El impuesto al petróleo financiará programas sociales del país.

En la clausura del VII Congreso Nacional de Minería, que se realizó el pasado viernes en Cartagena, el presidente Gustavo Petro afirmó que el impuesto a las exportaciones de petróleo y carbón, propuesto en la reforma tributaria que el Gobierno Nacional presentó al Congreso de la República, es la forma de financiar los programas sociales del Estado y disminuir el déficit fiscal con el menor daño posible.

“Es una manera de disminuir nuestro déficit con el menor daño posible para los empresarios de Colombia, para la gente que trabaja en Colombia, para la gente pobre de Colombia. Estamos poniendo un impuesto a una actividad sobre una propiedad pública, tratando de capturar parte de la renta hacia el Estado para financiar sus programas y disminuir el déficit fiscal”, precisó el presidente.

De igual manera reiteró que en pasadas reformas que se había hecho en el país estas afectaban a la clase media, pero, que en la medida en que más y más productos se iban introduciendo al IVA, se iba afectando a los sectores asalariados más vulnerables y a los más pobres y también mencionó que no se puede sustentar un endeudamiento como el que hemos tenido y un aumento del déficit sobre el bolsillo de los más pobres, porque la crisis social va a ser de tal magnitud que la economía misma se desbarata.

Es por esto que el presidente Petro indicó que en la nueva reforma tributaria la mayoría de los recursos que se obtengan de esta saldrán del carbón y del petróleo exportados.

 Subrayó que, según las constituciones de 1886 y de 1991, “el petróleo es propiedad pública, es del Estado, es de la Nación, no es propiedad privada”. “El Estado le concede a un particular la explotación de su propiedad estatal, para que saque un usufructo de la explotación, pero a cambio compensa al Estado con regalías e impuestos”, indicó.